Muchos son los que ya afirman que el Currículum Vitae de toda la vida ha pasado a la historia como manera efectiva de encontrar trabajo. Yo apoyo esa idea. Y no quiero decir que no sea posible encontrar un trabajo gracias a un currículum que entregas en una empresa y tras 4 entrevistas, prueba de idiomas, psicotécnico, pista americana, 2 semanas de prueba y una partida de ajedrez te acaben contratando. Pero no es lo habitual, te lo aseguro.

Afortunadamente y a pesar de los tiempos que corren, no puedo decir que me esté haciendo rico, pero sí que me voy manteniendo. Han pasado alrededor de dos años tras haber terminado la carrera y sigo manteniéndome sin haber entregado ni un solo currículum. Y si os soy sincero, no creo que se trate de suerte, azar, destino, bla, bla, bla…  Los méritos creo que son propios.

Os voy a contar cómo encontré mi primer trabajo. En febrero 2012 y tras aterrizar en España después de unos meses en Brno (Rep. Checa) empecé a trabajar en el pequeño taller de carpintería metálica de mi padre, de manera que podía organizarme para acabar el Proyecto Fin de Carrera en el que había estado trabajando en Brno y así por fin ser Ingeniero. Al mes y medio siguiendo esa rutina, una noche mientras cenaba con mis padres sonó mi teléfono.

– ¿Sí?
– Hola Carlos, soy Juanito.
– Dime Juanito, qué sorpresa.
– Pues nada Carlos, te llamaba para decirte que mañana a las 09:00 h. tienes una entrevista de trabajo en Alfarrasí.
– No jodas! Y eso?
– Pues resulta que el marido de una compañera de trabajo tiene una empresa de maquinaria industrial, y justo esta mañana me ha comentado que buscaban un ingeniero. Yo le he dicho rápidamente que tú eres Ingeniero y que estabas disponible, así que ha llamado a su marido, se lo ha comentado y ha aceptado recibirte mañana a las 09:00.
– Ostras Juanito! No sabes cómo te lo agradezco. Te voy a deber una cena por esto…

Y así, sin más, fui a hacer la entrevista, conocer la empresa y a la semana me había incorporado a la plantilla. ¿No es alucinante? Pues todavía más si os cuento que la empresa en cuestión está de camino al taller de mi padre y que todos los días cuando pasaba por delante miraba el gran cartel de la fachada y pensaba “qué genial sería empezar mi carrera como ingeniero en un sitio como éste”. ¿Casualidad o causalidad?

¿Qué cosas considero claves en este suceso? Tengo clarísimo que el factor determinante que hizo que yo acabara fichando por la empresa es sin duda que yo apareciese en el número 1 de la lista de ingenieros de la cabeza de mi amigo Juanito. ¿Qué pienso que debes hacer tú para estar a la cabeza del top5 de las listas mentales de tus contactos? Sin lugar a dudas lo que tienes que hacer es ser social.

¿Cómo ser social? Haz todo lo posible por conocer más y más gente cada vez, haz lo posible por ser amable siempre con ellos, intenta ser generoso y tener detalles que hagan que te tengan en consideración, etcétera etcétera…

¿Me estás diciendo que sea un falso y que haga amistad con la gente cueste lo que cueste solo para aprovecharme de las futuras ofertas que en el futuro me puedan ofrecer? NO! Te estoy intentando convencer de que si trabajas tus relaciones con la gente mejorarás como persona y crecerás. Te intento convencer de que por mal que te caiga una persona seguro que puedes aprender mucho de ella, incluso de tu peor enemigo o de la persona más inepta de la tierra puedes aprender. Y te lo digo porque estoy convencido de que pequeños gestos tan sencillos como el interesarte por los gustos y preocupaciones de tus contactos, o siempre tener una sonrisa para ellos e intentar que el rato que pasen contigo sea divertido, son factores que te ayudan a prevalecer en la memoria de la gente.

A modo de ejemplo como escuché a mi gran amigo Fabián Villena, si tienes una idea de negocio que va a ser brutal y necesitas una ayuda, ¿con qué persona de tu entorno intentarías asociarte? Aunque tras pensarlo un poco es posible que acabes dudando entre el más listo o el mejor de tus amigos, tu primer pensamiento, acto reflejo ha sido pensar en tu mejor amigo, y si no es tu mejor amigo, seguro que es una persona con la que tienes mucha complicidad, compartes gustos y te diviertes a su lado. Pues eso es lo que hay que intentar. Ser esa persona en la que la gente piensa en primera instancia.

Consejos que pueden ayudarte con estos temas:

Si quieres obtener resultados diferentes, actúa diferente  ->  Si quieres nuevas oportunidades, cambia la manera en que te das a conocer o empieza a hacerlo.
Cambia los círculos por los que te mueves. Seguramente no hayas encontrado oportunidades en los recreativos ni en el pub de tu pueblo. Cambia esto (o al menos compagínalo) por asistir a charlas, jornadas, ponencias, cursos, clases…
Cuida las relaciones con tus compañeros de clase o trabajo, éstos pueden estar en otra empresa en el futuro donde te puedan recomendar.
Amplía tus redes sociales. Y no, no hablo de facebook y compañía, hablo de las redes sociales físicas. Personas que tocas con las manos.
Sonríe pase lo que pase. A la gente le gusta que le contagies alegría, no que por tu culpa tengan un mal día.
– Sé consciente de que una discusión nunca se gana, sé elegante y demuestra que puedes ceder.
Interésate sinceramente por las personas que te rodean.
– Aprende a tocar las emociones y a cómo generarlas. Te sugiero conocer los Emotional Touchpoints de Enrico Ahrens.
– Si no te ha quedado claro,  lee el libro “Cómo ganar amigos e influir sobre las personas”  [casa del libro], encontrarás muchos más consejos y más casos reales.

Aprende a generar y tocar las emociones de la gente que te rodea.

Actualización [02 noviembre 2015]

La semana pasada además, realicé una conferencia en el Campus d’Alcoi de la UPV, sobre esta experiencia y mi aprendizaje desde entonces en la búsqueda de empleo.

Puedes verlo en este post.

14 Comentarios

    • Muchas Gracias Marta!! Así es. Como digo siempre, haz amigos y cambiarás el mundo. Si lo intentas, crecerás como persona y para mí eso es lo más importante. El trabajo acaba siendo algo secundario. Un fuerte abrazo y gracias por el feedback

  • parte del post me recuerda a un anuncio que se emitía en televisión por aquellos tiempos cuando los niveles del paro comenzaban a ser más preocupantes de lo que ya era por aquel entonces. Era aquel que se ve a un hombre hundido por haber perdido el empleo y la mujer a su red social favorita, el teléfono, comenta a una amiga la situación del marido, la amiga se lo cuenta a otra que justamente necesita a alguien como aquel hombre… la red social no la invento Facebook, sino la mujer.

    Si estas apreciado o valorado por lo que haces, sea lo que sea, va a tener repercusión… así que cuanta más gente conozcas más gente sabrá quien eres y que haces. De ahí lo importante que es la autopromoción de los logros conseguidos tanto a nivel personal como profesional.

    Bueno xiquet voy a dejar que me lio y acabare haciendo un blog divagando sobre lo que dices…

    Casi totalmente de acuerdo

    • Muchas gracias Miguel. Comparto 100% tu opinión. Es muy muy importante dar a conocer tus logros sean cuales sean. Y sí, recuerdo el anuncio, a mi también me gustó mucho. Por supuesto que la red social no la inventó Facebook, pero hay que admitir que las redes sociales virtuales han ayudado a que puedas conectar con más gente mucho más fácil y eso es maravilloso.

      Gracias por tu feedback. Abrazo!

  • Me parece muy interesante tu blog, así que permíteme abusar de confianza y preguntar al experto. Yo he intentado desde siempre ampliar y conservar (cosa más difícil) las amistades / relaciones sociales. Siempre he usado una sonrisa como saludo y siempre he intentado ayudar y animar a los míos.

    Pero me he topado con una clase de personas con las que de todos los encuentros salgo perdedor. Me refiero a los vampiros emocionales, esos que llevan alrededor un aura de pesimismo constante y te “chupan” la alegría de tal modo que al cabo de un rato te sientes tan deprimido como ellos. Finalmente parece que prevalece el dicho de si no puedes con ellos, únete.

    ¿Una persona tan social como tú es capaz de ganar en una lid contra estos vampiros? ¿Cómo lo afrontas?

    • la respuesta te la da carlos en sus primeros consejos:
      Si quieres obtener resultados diferentes, actúa diferente. Si lo que haces te da el mismo resultado que no deseas… cambialo
      Cambia los círculos por los que te mueves. Si el circulo por el que te mueves son unos vampiros “chupaoptimismo” busca la claridad que a los vampiros huyen de ella

      Animo jose Luis

    • Hola Jose Luís,

      No hace mucho escuché a alguien que decía que consideraba que su vida le iba bastante bien, que poco a poco, había aprendido algo muy importante. Y ese algo es aprender a que no le temblase la mano a la hora de excluir de su vida a las personas que solo le aportaban cosas negativas. Y cuanto antes los detectes mejor.

      Puede parecer egoísta, pero sin embargo para mí tiene mucho sentido. Es muy importante rodearte de gente de la que aprendas y te contagies siempre positivismo. Y cuando ya todo te vaya bien y estés en situación de poder echar una mano a esos vampiros emocionales, lo vuelves a intentar. Pero lo primero eres tú.

  • Hola interesante artírculo, yo llevo ya casi 4 años en paro, tengo dos Ciclos Formativos hechos y un monton de cursos más y no me sirve para encontrar empleo, de estos que venden que dicen que hay más trabajo que de Universitario. Bueno yo lo que dijo es que lo que leo es como, lo de como ir hacer una entrevista,etc. Todas estas pautas, la hipocresía me fastidia sobre manera, porque no me gusta engañar. Pienso que hay que ser como somos, naturales. Tengo que decir que no nos enseñan eso en el colegio, solo nos enseñan a sumar y a restar, y tampoco nos enseñan donde buscar el trabajo, el típico a buscarse la vida. Creo sinceramente que lo que habria que hacer es preparar a las personas para que sepan como es la vida de la calle, aparte del estudiar tu oficio o carrera. Yo por ejemplo, soy de los que tienen más de 1000 amigos en facebook, y la verdad es que amigos con complicidad para salir, serán 1 o 2 o mi parienta. Y no es que no me considere asocial. Quiero ser social pero el mundo está más complicado, cada uno va a lo suyo, tienen sus movidas,etc.

    • Hola Eastwood,

      Estoy muy de acuerdo contigo. No eres el único que piensa de ese modo y espero que poco a poco seamos muchos más los que creamos que en la escuela deben aprenderse más cosas además de las matemáticas, las lenguas o las ciencias… La importancia de aprender a relacionarse con la gente, a saber comunicar, a gestionar las emociones, a conocerse a uno mismo… son habilidades tan útiles (si no más) que cualquiera que se imparta en las asignaturas nombradas anteriormente.

      Por lo que respecta a tu experiencia personal, muchas veces el problema no es que las relaciones no sean de calidad, la complicidad puede que dependa de los intereses que compartáis. Por lo que respecta al hecho de que gracias a tus relaciones personales te pueda salir trabajo, creo que lo más importante es que trabajes tu marca personal. Desconozco de qué son los dos Ciclos Formativos ni los cursos que realizaste, pero sería importante que tuvieran relación entre ellos, o que decidieras un área concreta y que empezaras a especializarte y sobre todo a darte a conocer como tal. Si quieres que trate de ayudarte en algo estaré encantado, pero te aconsejo que leas libros como “Marca personal para dummies” de Andrés Pérez Ortega o su propio blog http://www.marcapropia.net/.

      Saludos y mucha suerte en tu futuro!

Deja un comentario