Mejora tu creatividad escribiendo

Hoy quiero hablar de creatividad otra vez, y concretamente de cómo mejorarla a través de la escritura.

Hace un tiempo me topé por casualidad con la APP «iDeas for Writing» para iOS la cual, tras meses de usarla, me parece sencillamente sublime. Se trata de un disparador de ejercicios para la escritura literaria y a continuación os cuento cómo funciona.

iDeas for Writing cuenta con las secciones:

-Generador de primeras líneas-Generador de títulos
-Generador de personajes
-Generador de palabras aleatorias
-Ejercicios de escritura (con las siguientes subsecciones o ejercicios)

1. Lánzate a escribir . Ejercicios para vencer al folio en blanco y empezar a escribir cuanto antes.
2. Construye personajes. Ejercicios para crear y dar forma a personajes inolvidables.
3. Domina la técnica. Ejercicios para que practiques diversas técnicas narrativas y literarias.
4. Ponle voz. Ejercicios para trabajar con los narradores y los diálogos.
5. Ambienta tu historia. Ejercicios para describir y ambientar historias con soltura.
6. Hoy tienes prisa. Ejercicios rápidos para los días en los que no dispones de mucho tiempo.

Todo esto, además de alguna que otra funcionalidad como consejos o un cuaderno. Aunque lo que más me gusta son los generadores y los ejercicios.

Mejora tu creatividad escribiendo

Disparador Creativo de iDeas for Writing

¿Por qué usar esta aplicación?

La creatividad por definición es la capacidad que tenemos las personas para innovar y crear diferenciación a partir de conceptos ya existentes. De esta manera, al usar este disparador, tendremos que enfrentarnos al reto de crear cosas nuevas cada día a partir de ideas aleatorias. Ideas que no son propias y que por eso, más provechoso me resulta, ya que en el día a día en una empresa, no te encuentras siempre con lo que más te gusta. Muchas veces hay que ser creativo sobre ideas de otros o con problemas que van saltando al camino.

Usar esta aplicación regularmente, también te ayudará a pensar de manera más fluida y sobre todo a expresarte mucho mejor. Uno de los mayores problemas de gente que intenta escribir es su expresión escrita. Aunque no nos demos cuenta (y me incluyo) si nuestros textos no están trabajados a nivel de expresión escrita, puede resultar costoso de entender para nuestros lectores y difícilmente acabaran de leer nuestros textos.

Escribir microrrelatos, sobre personajes, etcétera, no solo te ayuda a mejorar tu escritura, si no que también fomenta tu creatividad en general. Como ya sabéis la mayoría, la creatividad no es algo que unos tengan y otros no. La creatividad es algo con lo que todos nacemos y que se nos va olvidando con el paso del tiempo y al no usarla debidamente. Esta aplicación es una manera de empezar a despertarla, y hablo de despertarla y trabajarla porque cuando empiezas a hacerlo notas que algo va creciendo en ti.

En definitiva, cuando queremos trabajar la creatividad escribiendo puede costarnos arrancar, de este modo y como dice la frase de Louis L’Amour, empieza a escribir, no importa sobre qué. El agua no fluye hasta que el grifo no está abierto.

El agua no fluye hasta que el grifo no está abierto.

El agua no fluye hasta que el grifo no está abierto.

La creatividad como problema de enfoque

Cuando se habla de creatividad, es común encontrar gente que se considera creativa (aunque no son la mayoría), y otra que todo lo contrario, no se considera nada creativa. Unos que te dicen convencidos «soy muy creativo», y otros no dicen nada. En definitiva, existe la creencia de que unas personas son creativas y otras no, y además, que se trata de algo genético.

Curiosamente existe dos tipos de habilidades en nosotros, las heredadas y las adquiridas. Eso significa que sí, que hay algunos factores que nos caracterizan que se nos han transmitido genéticamente, pero por suerte para los que les gustaría ser creativos, la creatividad es una de las habilidades adquiridas, es decir, que se puede aprender y desarrollar.

De hecho, muchos profesionales reconocidos, afirman que todos somos altamente creativos cuando nacemos. El problema es que lo desaprendemos. Tal y como vamos creciendo, algunas conductas que ayudan a estimular la creatividad se tachan de infantiles o desapropiadas, poco a poco dejamos de hacerlas, dejamos de ser curiosos y vamos perdiendo nuestro lado creativo.

Creatividad Carlos Guerrero

No necesitas más espacio en tu cabeza para ser creativo.

Las técnicas de creatividad imitan el comportamiento de los niños

Una prueba de ello es que las técnicas de creatividad o de resolución de problemas se basan en el comportamiento de los niños. Por ejemplo, el método de los 5 porqués de Toyota o la Lista “Phoenix” se basan en hacer preguntas. Eso que repetidamente hacen los niños y que acabamos convenciendo para que cada vez hagan menos.

Otras técnicas como el brainstorming tratan de imitar la capacidad imaginativa de un niño a través del lanzamiento de ideas en gran cantidad  y dispersión, y otras como el gamestorming lo hacen imitando lo que mejor hacen los pequeños, jugando.

También hay técnicas que parafrasean el problema o tratan de reescribirlo, y otras que hacen asociaciones locas, por ejemplo usando algo para un cometido que en principio no es el correspondiente. Lo que también se llama pensamiento lateral o divergente. Y eso, también los niños lo hacen de manera natural hasta que les decimos: Oye! Pórtate bien! Que eso no es para lo que lo estás usando!

Ojo con lo de decirle a tus hijos/sobrinos

Te pongo a prueba con este experimento

A continuación os dejo con un pequeño experimento que en 1945 el doctor Karl Dunker se sacó de la manga.

Mira la siguiente imagen. Debes de fijar la vela sobre la pared de modo que al encenderla, la cera no caiga directamente sobre la mesa.

Creatividad Carlos Guerrero

El problema de la vela. Supera tu fijación funcional

Seguramente hayas tardado alrededor de un minuto o más para resolverlo y sin embargo cuando ya lo sabes es muy sencillo. Para resolverlo debes superar algo llamado fijación funcional, y es justo esto lo que bloquea el pensamiento lateral.

Si no has hallado solución, tan solo debes teclear en google «el problema de la vela» y muy rápido tendrás la respuesta.

La creatividad se trabaja y se mejora. Solo que hay que cambiar el enfoque.

Cómo hacer un brainstorming (pero bien hecho)

La lluvia de ideas es una de las técnicas de creatividad para la generación de soluciones creativas y resolución de problemas más utilizadas y posiblemente la más conocida. Su creador, Alex Osborn, lo resumió con la frase “Es más fácil domar una idea salvaje que pensar una nueva”. Pero, ¿cómo hacer un brainstorming que funcione?

El problema es que no siempre se obtienen los resultados deseados y me atrevo a afirmar que es porque prácticamente nadie usa la técnica como es debido. Por supuesto, el brainstorming no es una técnica que se deba usar para todo, es decir, cada técnica de creatividad es más o menos apropiada para cada situación.

Con la ayuda de este post espero que cualquiera que haya decidido usar esta técnica, pueda sacarle el mayor fruto posible.

4 Claves para hacer un buen Brainstorming

Para ir entrando en materia, me gustaría recordar 4 premisas que nos deben acompañar en todo momento durante el proceso creativo.

1. Cantidad de ideas

Cuantas más ideas mejor! Es imprescindible contar con un gran banco de ideas antes de sacar conclusiones. Cuantas más ideas, más cantidad de asociaciones pueden surgir entre ellas y más rico será el proceso.

2. No rechazar ideas

Ninguna idea debe ser desechada hasta el final del proceso, pues aunque a priori sea descabellada, no tenga relación con lo que se está tratando o simplemente no nos gusta, puede que gracias a ella o a través de combinarla con otra, acabe provocando una de las mejores ideas del brainstorming.

3. Rapidez (No reflexionar)

La rapidez es un factor que ayudará a que nuestras ideas sean inconscientes, puras y espontáneas, y por tanto, originales. Es importante escupir cada idea antes de que nuestro raciocinio la modifique.

4. Completar y mejorar ideas ajenas

La única manera de que el brainstorming sea fructífero es realizándolo en equipo. Y como equipo, es imprescindible, que cada miembro trate de (además de generar ideas) completar los pensamientos del resto de miembros. De la diversidad y el mestizaje nace la riqueza y la evolución, y esto es aplicable a cualquier campo o área.

Atrapado en idea

Haz que las ideas salgan de ti y no al contrario

Roles en una lluvia de ideas

Una vez tenemos estas premisas interiorizadas, es importante que antes de empezar se definan un par de roles imprescindibles dentro del equipo. Éstos serán los de Secretari@ y Facilitador/a.

El/La Secretari@

Evidentemente y como habréis adivinado, esta persona será la responsable de anotar todas las ideas y conceptos que se vayan generando.

En este caso y rompiendo con los tópicos, el secretario o secretaria no solamente debe ser rápido sintetizando ideas y anotándolas, sino que lo ideal sería que la persona responsable de esta tarea también tuviera habilidades ilustrativas o al menos lo que se suele llamar “gracia” para hacer algún garabato.

De esta manera, si además de realizar las anotaciones de las ideas, se hace de manera visual a través de un mapa mental, el proceso creativo será mucho más provechoso a la par que creativo en sí y fácil para los que están realizando la generación de ideas.

Os recomiendo que leáis sobre las ventajas de los mapas mentales en este otro post.

El/La Facilitador/a

Esta persona debe ser la responsable de llegados los momentos de vacío silencio o de ideas espesas y poco originales, saber reconducir de nuevo a los miembros del equipo hacia la senda de la creatividad.

Para conocer más sobre el rol de facilitador, te recomiendo que estés atento al blog porque próximamente dedicaré un post exclusivamente a esto. Cómo dinamizar una sesión de creatividad.

Otras directrices a tener en cuenta para el Brainstorming

Número de personas

Lo ideal es entre 5 y 12 personas según apuntan los especialistas para que se dé la diversidad suficiente sin que llegue a convertirse en un caos.

No criticar

Esta es otra de las premisas a interiorizar. Es muy importante que nadie critique las ideas de cualquier otro miembro del equipo creativo. Somos criticones por naturaleza, pero debe evitarse en un proceso de este tipo, ya que esto puede hacer que los miembros las ideas de los cuales se critican, dejen de expresarse con naturalidad.

Cómo hacer un BRAINSTORMING

Una vez todo lo anteriormente dicho esté claro, será el momento de arrancar con el brainstorming en sí. El proceso creativo debe contar con cuatro partes.

  1. Calentamiento

    Antes de empezar de lleno en nuestro cometido, lo ideal es realizar un breve calentamiento de unos 2 minutos (p.ej.) el cual sirva tanto para ponernos en situación como para perder la timidez que pueda haber en un principio en algunos componentes del equipo.El calentamiento se puede realizar en torno a cualquier cosa, por ejemplo, objetos de color rosa; todo lo que te puedes comprar con 5€; etcétera.

  2. Exposición clara del problema

    Antes de que los participantes empiecen con su lluvia de ideas es importantísimo que todos estén correctamente informados sobre la naturaleza del problema y qué se busca solucionar con este ejercicio.
    El coordinador puede incluso facilitar un briefing donde se explique la finalidad de la sesión lo mejor posible.

  3. Sesión de generación de ideas

    El proceso de generación de ideas en sí no tiene necesidad de explicación. Como ya he comentado, es aconsejable contar con un facilitador o dinamizador de la sesión para que transcurra correctamente.
    Es aconsejable dejar pasar un tiempo desde el proceso de creación de ideas, por ejemplo al día siguiente o al cabo de unas horas. Es apropiado que se dé ese tiempo para meditar. Esta pausa puede ayudarnos en la siguiente fase del Brainstorming, la evaluación.

  4. Evaluación (tras un corto tiempo de reflexión)

    En este punto es cuando se pueden criticar y evaluar las ideas, nunca antes. En este punto trataremos de agrupar las ideas, descartar los imposibles (no sin antes cerciorarse de que no nos sirven ni si quiera para buscar asociaciones).

Es común pensar que el brainstorming es un proceso loco, sin directrices y desordenado. Nada de eso. Como buen proceso tiene sus pautas a seguir y su pertinente estructura como ya hemos visto. Haz la prueba, pon en práctica estas directrices y cuéntame si los resultados son más positivos que las anteriores veces.

 

Qué son los mapas mentales y cómo hacerlos

La elaboración de Mapas Mentales o lo que es lo mismo, plasmar las ideas sobre el papel en forma de dibujo, es una manera de hacer visibles los pensamientos. Se trata de un complemento genial a las técnicas de creatividad el cual ayuda a fomentar el pensamiento lateral. Se trata de representar visualmente a través de conexiones y en forma de dibujo las ideas que tenemos en la cabeza.

Los mapas mentales se diferencian de los mapas conceptuales o esquemas fundamentalmente por uso de imágenes y colores. En un mapa conceptual, el contenido es esencialmente textual mientras que en un mapa mental el contenido es gráfico y visual.

Creatividad e Innovación - Mapa Mental

Mapa mental sobre creatividad e innovación de Thum Cheng Cheong

VENTAJAS DE LOS MAPAS MENTALES

  • Reproducen el funcionamiento del cerebro y hacen que sea más fácil de recordar.
  • Fomenta el pensamiento lateral y nuestra manera de encontrar soluciones y por tanto ayuda a mejorar nuestra creatividad.
  • Permite descubrir conexiones entre diferentes conceptos que a priori no tenían relación en nuestra cabeza.
  • Permiten organizar temas complejos y nos otorga una visión global y detallada al mismo tiempo de un tema.

¿CÓMO NOS PUEDE AYUDAR REALIZAR MAPAS MENTALES?

  1. Rapidez. Una de las principales ventajas de utilizar los mapas mentales es que nuestras ideas están sobre el papel, y con un rápido vistazo puedes recordar, comprender o mostrar unas ideas o proyecto.
  2. Jerarquización clara. Si el mapa mental se realiza como es debido, a través de las asociaciones entre conceptos e ideas, el mapa presentará una estructura similar a un esquema pero con imágenes, con lo cual, resulta muy cómodo de comprender y quedan claras las ideas principales así como las secundarias que derivan de ellas.
  3. Ideas principales. A consecuencia del punto anterior y tal como ya he comentado, gracias a una distribución jerarquizada y visual las ideas principales se identifican claramente, con lo cual, como hemos dicho en el primer punto, en un rápido vistazo puedes refrescar la memoria o ponerte al día del proyecto en cuestión por ejemplo.
  4. Ilustración. Símbolos, diagramas, relaciones e imágenes ilustrarán las ideas de manera que se intensifica la función mnemotécnica que realmente es una de las principales características que buscamos a la hora de hacer un mapa mental.
  5. Consulta selectiva. Al tratarse de una técnica tan visual en cualquier momento y de un rápido vistazo podemos hacer una consulta puntual sobre una rama del mapa o una idea secundaria determinada a pesar de ser un dibujo global.
romeo y julieta mapa mental

La historia de Romeo y Julieta en forma de mapa mental

¿CÓMO HACER MAPAS MENTALES?

1. Tema central

Hay que comenzar decidiendo el tema central. Un único tema central del que irán saliendo conceptos secundarios. Cuantas menos palabras se utilicen mejor. Debe ir acompañado de una imagen o solo una imagen si esta describe la idea correctamente.

2. 1 Palabra por idea + Imagen asociada

A partir del tema central, utilizaremos palabras e imágenes. Cada una sobre su línea asociada. Las palabras y las imágenes no deben estar repartidas al azar. A poder ser, utilizar tan solo una palabra.

3. Establecer asociaciones (líneas)

Las ideas han de estar conectadas entre sí a través de líneas y niveles. A poder ser debemos evitar caer en las líneas rectas clásicas de siempre y les daremos aspecto orgánico y elaborado.

4. Experimentar (método más efectivo)

Hay que experimentar. Cada uno debe adaptar a su estilo los mapas mentales. Trata de encontrar el estilo que mejor te funcione y que mejores resultados te aporte.

5. Estructura jerárquica y radial

La estructura del mapa mental será jerárquica y radial a partir de la idea central. La clave del asunto, tal y como he comentado anteriormente, es encontrar asociaciones entre conceptos. De esta manera, una estructura como hablamos, facilitará encontrar dichas conexiones.

6. Divertido

Por último y no por eso menos importante, tiene que ser divertido. Si es divertido lo recordaremos mejor. Aprovechando el funcionamiento de nuestro cerebro y la función mnemotécnica de los mapas mentales las ideas se nos quedarán grabadas más fácilmente.

mapa mental sobre cómo hacer un mapa mental

Mapa mental sobre cómo hacer un mapa mental

HERRAMIENTAS DE APOYO

A modo de curiosidad, os diré que existen determinadas herramientas informáticas, algunas de ellas gratuitas que nos permiten dibujar mapas mentales desde nuestros ordenadores.

Los mapas mentales a través de herramientas software tienen sus pros y sus contras. Por un lado, claro está que una herramienta virtual no nos dará tanta libertad a la hora de ser creativos dibujando o a la hora de adjuntar correctamente las imágenes, pero por otro lado, es positivo el hecho de poder adjuntar archivos relacionados con el mapa mental para poder consultarlos en algún momento. En cualquier caso, os dejo con algunas referencias para que las probéis si os apetece.

iMindMap: del creador de la técnica de los Mind Maps (Tony Buzan) y que presenta una apariencia orgánica y con una funcionalidad destacada.

MindManager: Probablemente el más extendido y orientado a aplicaciones profesionales aunque con una apariencia menos llamativa.

Topicscape 3D: A través de esta herramienta se pueden conseguir hacer representaciones en 3D. Aunque no he probado el programa y no conozco sobre las posibilidades y versatilidad que pueda tener, a priori resulta llamativo.

xMind:  Además de realizar mapas mentales, este software implementa funciones para el aprovechamiento de otras técnicas creativas como los brainstormings o diagramas de Gantt.

Free Mind  y  CmapTools:  Herramientas sencillas pero gratuitas.

iMindMap

Captura de iMindMap

Gamestorming: el juego como aliado creativo

El pasado martes 2 de julio tuve el placer de participar junto con mis compañeros de Sinaia Marketing, en el programa Start-Up Camp España, celebrado en la Universidad Politécnica de Valencia con la ponencia-taller «Gamestorming, Creatividad Zombie«.

Gamestorming

¿QUÉ ES GAMESTORMING?

El Gamestorming es una técnica de creatividad que combina el convencional brainstorming con juegos, con el objetivo de despertar la creatividad de una manera rompedora y para nada convencional.

Al contrario de lo que se piensa, el juego bien dirigido, no solo no es un impedimento para trabajar, sino que es una gran herramienta para forzar situaciones de pensamiento lateral a través de técnicas de pensamiento divergente.

A diferencia del brainstorming, en el gamestorming se siguen unas pautas preestablecidas que lo convierten en una dinámica mucho más provechosa y fructífera, pues en los brainstorming, muchas veces, resulta complicado conseguir coherencia en los resultados.

¿PARA QUÉ SIRVEN LOS EJERCICIOS DE GAMESTORMING?

Este tipo de dinámicas creativas se pueden utilizar tanto para generar nuevos productos, como nuevos servicios o negocios, pasando por simples acciones de comunicación o para un ejercicio de naming. Es muy habitual dejarse llevar por lo cotidiano y poco a poco adormecerse. Sin darnos cuenta nuestra creatividad se aletarga y necesitamos de forzar entornos que ayuden a superar nuestra fijación funcional.

Gamestorming Creatividad Zombie

CREATIVIDAD ZOMBIE EN LA UPV

Esta vez, todo el equipo de Sinaia Marketing tuvimos el placer de llevar la batuta en esta jornada de creatividad dentro del programa Internet Start-Up Camp España celebrado en la Universidad Politécnica de Valencia.

Las dinámicas se distribuyeron en tres parejas: Rosalía López y Paco Lorente, Carlos Guerrero y Ana León, y Fran Torreblanca y Claudia López.

Cada pareja fue la responsable de desarrollar una técnica de gamestorming de unos 25 minutos cada una con los asistentes a las jornadas. Mientras tanto, tres zombies campaban a sus anchas por toda la sala y durante toda la sesión.

Durante la jornada Gamestorming, y dada la temática zombie, tres muertos vivientes fueron los encargados de animar a los participantes a participar e incitarles  a comer cerebros para estimular su creatividad.

El evento fue dirigido tanto a estudiantes y emprendedores como a empresarios y profesionales que necesitaran altas dosis de creatividad en sus proyectos. Nos encontramos con caras conocidas y con caras nuevas, pero tod@s, mentes muy creativas independientemente.

Entrevista post-jornada: YouTube

Álbum del evento:  Pinterest